viernes, 25 de febrero de 2011

Georg Trakl - Sumisión a la noche






Mujer-monje –en tu negrura
enciérrame, monte frío–.
Alta cruz en la blancura
de estrellas. Sangra el rocío.

Se rompen mentira y boca
purpúreas en fría cama.
Risas. Áureo juego. Toca
triste muerte una campana.

Nube lunar. Cae despacio
del árbol fruto salvaje.
Negra tumba es el espacio,
sueño este peregrinaje.

Georg Trakl, Cantos de muerte, trad. Angélica Becker, Seix Barral



NACHTERGEBUNG

Möchin! schließ mich in dein Dunkel,
Ihr Gebirge kühl und blau!
Niederblutet dunkler Tau;
Kreuz ragt steil im Sterngefunkel.

Purpurn brachen Mund und Lüge
In verfallner Kammer hühl;
Scheint noch Lachen, golden Spiel,
Einer Glocke letzte Züge.

Mondeswolke! Schawärzlich fallen
Wilde Früchte nanchts vom Baum
Und zum Grabe wird der Raum
Und zum Traum dies Erdenwallen.

4 comentarios:

karmen blázquez dijo...

Tengo la intuición,de que Trakl en este poema(dedicado a su hermana Grete; más detalles en el enlace que pongo al final)recrea el ritmo de Juan de La Cruz en sus canciones de la LLama de amor viva.La traducción alemana de ésta y es en mi opinión equiparable al compás de la de Trakl, que suena como un tambor, es puro ritmo y sonoridad; no sería descabellado que se "reflejara"para "purificarse", en esos otros Amada y Amado del Cántico Espiritual
Me gusta esta traducción, que se acerca a la forma y espíritu del original, creo que es de Angelika Becker;mantiene el ritmo de canción popular,ambigua,como si no hablara de lo que habla,y me parece magnífica la opción de mujer-monje, el claustro, la clausura, en fin que los 27 años de la vida de Trakl, son inagotables

http://www.christies.com/LotFinder/lot_details.aspx?intObjectID=4939816

Salud Os
k

ana dijo...

... mujer, noche, negrura, luna, frío,sueño, muerte...
Trakl, como siempre, hace disección de la palabra, la deja lívida,sobrecoge

saludos,
anamaría

Durandarte dijo...

Completo la entrada con la versión original del poema y la autora de la traducción (gracias por dar cuenta de ese descuido). Precisamente, Angélica Becker comenta este poema en la introducción de forma brillante.
Esa mujer-monje a la que se dirige el voz poética, también llama de amor viva, apóstrofes ambos, invocaciones que pretenden traspasar el límite.
Percibes el contacto entre ambas voces. Gracias por señalar ese camino.

Un saludo, Karmen.

Durandarte dijo...

Así lo veo también, anamaría. Su poesía es una sacudida, todos esos términos son nombrados con la convicción de quien está en el secreto.

Saludos