viernes, 11 de enero de 2013

Zbigniew Herbert - Por qué clásicos

          
       
        
         
        
                                                  para A.H.


                         1

En el libro cuarto de la guerra del Peloponeso
cuenta Tucídides las historia de su fallida expedición
entre largos discursos de caudillos
batallas asedios peste
tupida red de intrigas
ajetreos diplomáticos
el episodio es como un alfiler
en un bosque

la colonia ateniense de Anfípolis
cayó en manos de Brásidas
al retrasarse Tucídides con los refuerzos
por ellos tuvo que pagar a su ciudad natal
con un destierro de por vida

exiliados de todos los tiempos
saben cuál es el precio


                         2

Los generales de las últimas guerras
si se da un asunto semejante
gimotean de rodillas ante la posteridad
se glorían de su heroísmo
e inocencia
inculpan a sus subordinados
a los colegas envidiosos
y a los vientos hostiles

Tucídides dice sólo
que disponía de siete naves
era invierno
y navegó con rapidez


                         3

siempre que el objeto del arte
sea un jarrón hecho pedazos
una pequeña alma en pedazos
con gran lástima de sí misma

lo que tras nosotros quedará
será el llanto de los amantes
en algún hotelucho sucio
cuando el empapelado albea


Zbigniew Herbert, Informe desde la ciudad sitiada y otros poemas, trad. Xaverio Ballester, Hiperión, 2008

2 comentarios:

ana dijo...

Qué magnífico poema, Durandarte. Queda dolorosamente claro "Por qué Clásicos". Nada de pequeños llantos, sólo las siete naves y era invierno
"...el episodio es un alfiler
perdido en el bosque."
Gracias por traer esta obra mayor
Abrazos.
anamaría

Durandarte dijo...


Eso es, las siete naves, el invierno y la navegación.
Esterilidad de la glosa.

Abrazo