domingo, 13 de julio de 2014

José-Miguel Ullán - Uña y carne. (Epílogo para un blog)



   
   
  
Cómo no repetirse
en exceso
                –entre el hosco melindre
y el desconsuelo:

                           La pereza
                                           del ala
                           te guarde.



José-Miguel Ullán, Ardicia, Cátedra, 1994




______________________________________________________


P. S.: Hasta aquí este blog. Gracias a todos los que se acercaron durante estos años. Sobre comienzos y finales, ni un línea más que la del verso de T. S. Eliot: "The end is where we start from".


2 comentarios:

ana dijo...

Ha sido un blog estupendo,querido Durandarte, tan generoso en poesía y en una extraña delicadeza. Gracias a ti por haberlo tejido a lo largo de estos años.Pero los finales existen y los comienzos también. Ojalá este comentario no quede flotando en el espacio virtual de un blog evanescente.
De todas maneras, que te llegue un amoroso abrazo y mi agradecimiento por haberme enseñado tantas cosas.

Durandarte dijo...

Gracias a ti siempre, Ana, por tu atenta y generosa lectura.
Un abrazo muy fuerte.