domingo, 18 de diciembre de 2011

Saint-John Perse

                     
              
                   
            
             

X


Para desembarcar a los bueyes y a los mulos
se les tira al agua por encima de la borda, dioses vaciados en oro y frotados con resina,
¡El agua los acoge! ¡Los hace brotar!
Y nosotros esperamos en el muelle a manera de antorchas, mientras mantenemos los ojos clavados en la estrella de sus frentes —todo un pueble necesitado, vestido de su brillo, y sobrio.


Saint-John Perse, Pájaros y otros poemas, trad. Manuel Álvarez Ortega, Visor, 1996

2 comentarios:

ana dijo...

extraordinaria la escena, conmueve, me sentí antorcha en el muelle. Logro magnífico del poeta

abrazos desde el muelle

anamaría

Durandarte dijo...

O cómo el poeta de la crónica-épica lejanísima nos consigue un lugar privilegiado, primera fila frente al mar.

Abrazo portuario.