domingo, 22 de julio de 2012

Clara Janés - Variables ocultas

                      
            
             
          
          

Y la palabra deja de ser su forma, que queda como
una piel de serpiente abandonada en la arena. Su
fuerza es interior, posee incluso a la boca muda.

Clara Janés, Variables ocultas, Vaso Roto Ediciones, 2010

4 comentarios:

nemini dijo...

Ays, los metapoemas, aquellos que vuelven sobre la palabra. No sé por qué, pero pensé en Atencia («Ternura» o «Reproche a Holan», dedicado este último a Janés), pero no me parece éste el lugar, su lugar, para contestar a través de otro poema.
Quizás no sean las palabras para este cierto modo compartido de quedar en silencio...
Como siempre, un saludo afectuoso.

Durandarte dijo...

Creo que todo poema es reflexión sobre la palabra poética; incluso el más pedestre termina siendo un juego de límites retóricos.
Qué bien que traiga a María Victoria, y uno de mis poemas favoritos de la autora, "Reproche a Holan", tan demoledor que después de su lectura hay cinco minutos en los que uno debe dejar de ser un animal simbólico.
Querida amiga, una alegría verla por aquí.

ana dijo...

También con este poema el animal simbólico queda tendido en la arena, la boca muda y el fulgor desnudo...
abrazos

Durandarte dijo...

Muy cierto, Ana. La cáscara de la palabra donde estuvo la palabra, el signo desprendido. ¿Dónde su sentido último (y primero)?
Un fuerte abrazo.