sábado, 4 de agosto de 2012

Rafael Cadenas

       
          
        
            
      

Gracias a unas paces
hondas,
esta tierra y tú
se vuelven de nuevo
acordes
como en los solares
desaparecidos
de tu infancia
Cuando eras inmortal.
Cuando eras.

Rafael Cadenas, Sobre abierto, Pre-Textos, 2012

2 comentarios:

ana dijo...

con las dos últimas líneas, Cadenas angosta la palabra, la ciñe, la devuelve al solar

abrazos afectuosos

Durandarte dijo...

Rafael Cadenas continúa con el proceso de depuración y desprendimiento; así me ha parecido al leer su último libro, y este poema es un buen ejemplo. Voz que indaga el límite.
Un abrazo, Ana.