sábado, 22 de enero de 2011

Ouroboros - Juan Eduardo Cirlot


"Synosius" (1478)


Ouroboros

Este símbolo, que aparece principalmente entre los gnósticos, es un dragón o serpiente que se muerde la cola. En el sentido más general, simboliza el tiempo y la continuidad de la vida. En sus representaciones lleva por complemento una inscripción que dice: Hen to pan (el Uno, el Todo). Así aparece en el Codex Marcianus del siglo II después de Jesucristo. Ha sido interpretado también como la unión del principio ctónico de la serpiente y el principio celeste del pájaro (síntesis que puede aplicarse al dragón). (...)

Juan Eduardo Cirlot, Diccionario de símbolos, Siruela

3 comentarios:

ana dijo...

Bella la propuesta de que ambos post se muerdan la cola, Nietzsche palabrea y el alquimista despliega la imagen.

saludos,
anamaría

Durandarte dijo...

La alquimia de la palabra. ¿Quién engulle a quién?

Saludos

ana dijo...

Como lo pensó León Bloy:"... vemos todas las cosas al revés. Cuando creemos dar, recibimos" Tal vez, la serpiente, pájaro desnudo con ojos que vuelan al abismo, y los pájaros, criaturas que reptan entre ramas y caen hacia los cielos...

más saludos