sábado, 9 de mayo de 2009

Déjame entrar (Let the Right One In)




Tomas Alfredson, Déjame entrar (2008)

7 comentarios:

karmen blázquez dijo...

...hay mucha belleza, esa belleza de lo inexpugnable, de lo latente, que por ello, es belleza.

Otro descubrimiento para mí, querido Durandarte que agradezco muchísimo.
Abrazo
k

meridiana dijo...

no me asombra que entre el parnaso compartido aparezca justamente esta película.
Basada en una novela de John A. Lindqvist sobre la que prontito subiré reseña a nuestro blog y que me ha impactado profundamente.

Fiel lectora de las historias vampirícas, buceo aquí y allá desde hace mucho y me dejo llevar por estos mundos, agradecida.

Aquí todavía no se ha estrenado y trato de conseguirla a como sea.

abrazo

Lilián

Durandarte dijo...

Querida Karmen, hacía tiempo que un estreno no me impactaba de esa manera; eso se busca siempre en la sala, pero pocas veces se encuentra. Es un filme riquísimo, lo mires desde donde desees: mito vampírico, cuento cruel (como todos los cuentos), historia inocente (venenosa hasta el borde).
Finalmente, y tal y como intuyes, belleza oscura.

Saludos

P.

Durandarte dijo...

No conocía el libro, Lilián, pero creo que en él la relación de la niña con el adulto era de una naturaleza si cabe más perturbadora. Estaré atento a esa reseña.
Respecto a esperar o no al estreno, ya es cuestión de si decides hacer de corsario y abordar algún link de los que circulan por ahí.

Saludos

P.

meridiana dijo...

En efecto, el libro aborda escenas perturbadoras, no sólo entre Eli y su "protector", la cuestión en sí de la pedofilia, en el pasado de este hombre en cuestión y en el presente (baño de un lugar público y la oferta habitual de niños a los adultos)

También me dijeron que no se explicita totalmente el género de Eli, más alla de ser vampiro, es o no es una niña? la novela juega con esta ambigüedad y agrega una revelación sobrecogedora, algo que va al punto mismo de cuestionar nuestras ideas al respecto.

Te juro que traté de conseguir la peli, a través de amigos ya que no tengo grabadora de DVD, espero tener resultados positivos.

De todas formas y con tu descripción, da para ver ese film, sea o no fiel estrictamente a la novela.

Saludos

Lilián

Wunderk dijo...

Gracias, P., por la recomendación de esta película, muy lírica, muy bella, oscura y no tan inquietante como pensaba.

Vaya este comentario para los que ya la han visto: en efecto, la niña repite una y otra vez que ella no es una niña y la corta escena en que se le ve desnuda de frente, se le ve como una cicatriz... ¿es un niño mutilado? ¿qué es eso entonces? Meridiana me ha resuelto en parte esa duda. Debe venir mejor resuelto en el libro.

Y, en efecto, ¿cuál es el papel de ese adulto? ¿Algún que otro niño que, al igual que Óscar se quedó con ella y luego creció? No sé, no sé...

Gracias de nuevo.

Durandarte dijo...

De nada, Wunderk. Creo que hay que ser cuidadoso con las recomendaciones, no tanto con el ánimo o el afán que hay detrás de cada película o libro anotados: ahí siempre está uno en posición deudora hacia lo que le hizo disfrutar.

Saludos

P.