domingo, 31 de octubre de 2010

Ricardo Menéndez Salmón - La luz es más antigua que el amor







(...) Un cuadro totalmente negro que lo devoró la mañana del 25 de febrero de 1970 en su estudio de Nueva York, exactamente 51 semanas antes de que yo, el autor de La luz es más antigua que el amor, naciera al otro lado del Atlántico, en una ciudad junto al mar que arrastra la dudosa fama de no haber sido nunca novelada con genio.
Poco antes de morir, proféticamente escribió:

"Mi capacidad de mirar es tal que mis ojos terminarán por consumirse. Y este desgaste de las pupilas será la enfermedad que me llevará a morir. Una noche miraré tan fijamente en la oscuridad que terminaré dentro de ella."

Palabra de Rothko.

Ricardo Menéndez Salmón, La luz es más antigua que el amor, Seix Barral

4 comentarios:

ana dijo...

¡Qué blog extraordinario!
Me ha dejado sin palabras, todas ocultas y asustadas ante tanta belleza...
anamaría

Durandarte dijo...

Transmitiré tus ocultas y generosas palabras a los autores -vivos o muertos- que sufren este expolio.

Bromas aparte, muchas gracias, Ana.

Saludos

ana dijo...

En la escogencia y el tejido del expolio se deja ver cierto talento.
saludos

Durandarte dijo...

Yo diría más bien impostura. En cualquier caso, ahí están las pruebas del saqueo.

Saludos