jueves, 30 de julio de 2009

Ángel Crespo - La mano contra el sol






Tiendo la mano contra el sol y veo
una oscura muralla, y las almenas
en que el viento y la luz se dan de bruces;
y vislumbro un ocaso casi antiguo
o bien un parco infierno
en el que parvas almas aún esperan.

Y, con la mano puesta contra el sol,
siento que de mi sombra van raíces
a donde corren silenciosos ríos;
y escucho, con el sol tras de mi mano,
un vuelo de aves y un morir de abejas,
y una enramada violeta y roja
sobre un cielo amarillo.

Y al retirar la mano,
el sol no está, me niega, no se ha ido.

Ángel Crespo, en Antología poética, Alianza

2 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Gozoso retorno a tu blog, borgiana biblioteca, acogedora y tan rica como peculiar.

Leer a Crespo, tan extrañamente ninguneado te honra, amigo,

un abrazo

Tu Víktor

Durandarte dijo...

Bienvenido de nuevo, Viktor.

Ángel Crespo tiene una poesía riquísima, de múltiples lecturas. Y qué decir de sus traducciones de los poetas italianos o de Pessoa.

Otro abrazo y ánimos para continuar con tu blog, parada obligatoria.

Saludos

P.


P.