domingo, 10 de agosto de 2008

El tío Vania







VOINITSKY.- Dentro de unos minutos la lluvia habrá pasado y todas las cosas de la naturaleza estarán lozanas y respirarán aliviadas. Únicamente a mí no me aliviará la tormenta. Día y noche me ahogo al pensar que perdía mi vida irremediablemente. No tengo pasado, todo mi pasado lo derroché estúpidamente en fruslerías, mientras el presente resulta horrible a fuerza de no tener sentido. Mi vida, mi amor, mírelos, ¿a quién ofrecérselos? ¿Qué voy a hacer con ellos? Mis sentimientos hacia usted son tan mal gastados como un rayo de sol que cae en un pozo, y yo no soy menos estéril.


Antón Chejov, El tío Vania

2 comentarios:

frAnco dijo...

Pessoa anduvo por la pluma de Chejov o al revés.

Durandarte dijo...

Puede ser, y he oído hablar de esos pasillos. Sobre todo si Pessoa hubiera existido.

Salud

P.